Make your own free website on Tripod.com

Art Nouveau o Modernismo

 

Art Nouveau o Modernismo (arte), denominación que literalmente significa ‘arte nuevo’ y se utiliza para designar un estilo de carácter complejo e innovador que se dio en el arte y diseño europeos durante las dos últimas décadas del siglo XIX y la primera del siglo XX. En España se denominó modernismo, en Alemania Judendstil y en Austria Sezessionstil. En Italia se conoció como Stile Liberty, en referencia a la tienda de Arthur Liberty, que había sido decisiva en la difusión del estilo por el continente europeo.

Se manifestó en un amplio abanico de formas artísticas —arquitectura, interiorismo, mobiliario, carteles, vidrio, cerámica, textiles e ilustración de libros— y se caracterizó por su tendencia a utilizar líneas curvas y ondulantes semejantes a latigazos. El término se tomó de La Maison de l’Art Nouveau, tienda que abrió el marchante Sigfried Bing en París en 1896.

El Art Nouveau, cuyos antecedentes pueden encontrarse en el arte de los prerrafaelistas e incluso en el poeta visionario del siglo XVIII William Blake, surgió como consecuencia de los postulados del movimiento Arts & Crafts, fundado por William Morris en 1861. A la vista del incremento de la producción en serie, y de la mala calidad de los diseños y la realización que ello conllevaba, este movimiento pretendió recuperar los diseños y la elaboración de buena calidad. Basándose en los postulados del Arts & Crafts, el Art Nouveau los reelaboró para crear un estilo completamente nuevo que, en oposición al historicismo ecléctico de la época victoriana, no hiciera referencia a estilos del pasado.

El Art Nouveau se caracteriza por utilizar líneas curvas muy largas basadas en sinuosas formas vegetales y con frecuentes elementos fantásticos. Fue, sobre todo, un estilo decorativo y como tal se utilizó con gran éxito en metalistería, joyería, cristalerías e ilustración de libros, en los que queda patente la influencia de los grabados japoneses.

Por lo general, se considera que los más antiguos ejemplos de Art Nouveau son las obras del arquitecto inglés Arthur Mackmurdo, en especial su silla diseñada en 1882 y el grabado para la cubierta de un libro (Las primeras iglesias de Wren) de 1883. Ambos ejemplos muestran las líneas ondulantes que habrían de convertirse en sello distintivo del movimiento. Los diseños textiles que Arthur Liberty vendía en su famosa tienda londinense, fundada en 1875, y las ilustraciones de Aubrey Beardsley —en particular las que hizo para el Yellow Book (El libro amarillo) en 1894 y para Salomé (1894) del escritor inglés Oscar Wilde— llevaron al Art Nouveau inglés a sus más altas cimas. Las exposiciones anuales de la Sociedad de Exposiciones Arts & Crafts, que comenzaron en 1888, ayudaron a la difusión de este estilo, y una revista nueva, The Studio (fundada en 1893), contribuyó a su divulgación por Europa.

En Bélgica, el primer ejemplo de se dio en la obra de los arquitectos Victor Horta y Henri van de Velde que realizaron diseños para casas unifamiliares urbanas con elegantes escalinatas, balcones y verjas curvilíneas de hierro fundido. Charles Rennie Mackintosh, arquitecto de Glasgow, llevó a cabo versiones sobrias y austeras en diseños de interiores, mobiliario, vidrio y esmaltes. En Francia, donde este estilo quedó más patente es en las obras del arquitecto Hector Guimard (sobre todo en las entradas del metro de París, 1898-1901), en las del vidriero Émile Gallé, en los diseños de muebles de Louis Majorelle y en los carteles de Alphonse Mucha. También se puso de moda en la decoración de interiores y un ejemplo sobresaliente de ello es el restaurante Maxim’s de París. En Munich y en Viena se plasmó en las artes aplicadas y en la ilustración de revistas, alcanzando su cota más alta en la pintura de Gustav Klimt y en el mobiliario y los diseños arquitectónicos de Josef Hoffmann. En Estados Unidos el máximo exponente fue Louis Comfort Tiffany, cuyos jarrones de brillante cristal favrile y pantallas para lámparas de cristales emplomados eran de una iridiscencia fantástica. En España, quizá el más original de los exponentes fue Antoni Gaudí; sus personalísimas obras el parque Güell y la casa Milá, situadas ambas en Barcelona, carecen de líneas rectas y producen la impresión de organismos naturales surgidos de la tierra. Dentro de la arquitectura también fue una figura de la máxima relevancia Lluís Domènech I Montaner con su palau de la Música Catalana. En el campo de la orfebrería destacan las obras del vasco Paco Durrio y las joyas del escultor Manuel Martínez Hugué.

Hacia 1910 este estilo estaba en decadencia y tras la I Guerra Mundial fue reemplazado por la impecable elegancia del Art Déco. Nunca fue un estilo generalizado, ya que las mejores obras resultaban costosas y no podían producirse en serie, pero volvió a estar en boga a mediados del siglo XX gracias a la exposiciones de Zurich de 1952, de Londres (1952-1953) y de Nueva York (1960). El Art Nouveau tuvo un papel fundamental en el desarrollo de la historia del arte, sobre todo en el campo de la arquitectura. Con su rechazo del estilo convencional y su nueva interpretación de la relación entre arte e industria, los seguidores de este estilo prepararon el camino para el arte y la arquitectura contemporáneas.

 

Volver

 

Arquitectura
Arquitectura Dominicana
Cine Dominicano

Tommy Rodríguez